Nadie sabe para quién trabaja 
Abdul había oído decir que en un oasis del desierto, iba a caer un rayo que iluminaría a aquel que se hallara en las cercanías. Abdul se dispuso a esperar. Pasaron horas, días, meses, años, hasta que, desesperado, exclamó: "¡Qué idiota he sido! ¡Era una mentira! ¡Ningún rayo caerá nunca aquí!”. Subió a su camello y regresó a la ciudad. Un paria se dispuso a comer los restos que había abandonado Abdul y, en ese instante, el rayo cayó e iluminó.

Nadie sabe para quién trabaja

Abdul había oído decir que en un oasis del desierto,
iba a caer un rayo que iluminaría a aquel que
se hallara en las cercanías.
Abdul se dispuso a esperar.
Pasaron horas, días, meses, años,
hasta que, desesperado, exclamó:
"¡Qué idiota he sido! ¡Era una mentira!
¡Ningún rayo caerá nunca aquí!”.
Subió a su camello y regresó a la ciudad.
Un paria se dispuso a comer los restos
que había abandonado Abdul y,
en ese instante, el rayo cayó
e iluminó.

  1. cuentalospares reblogged this from jodorowsky
  2. manic-pixie-littleshit reblogged this from jodorowsky
  3. srarellano reblogged this from jodorowsky
  4. locararafea reblogged this from jodorowsky
  5. jodorowsky posted this